El petitchef >> Carnes >> Tonkatsu (cerdo empanado al estilo japonés)

Tonkatsu (cerdo empanado al estilo japonés)

Tonkatsu (cerdo empanado al estilo japonés)

Tiempo de preparación: 30-35 minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 costillas gruesas de cerdo sin el hueso.
  • Panko (pan rallado japones).
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de harina.
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de girasol para freír y sal.

Ensalada de col

  • 1/2 col china (bok choy), si no la encuentras, utiliza col blanca.
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharada de aceite de sésamo.

Salsa tonkatsu (forma rápida)

  • 5 cucharadas de kétchup.
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire.
  • 1 cucharadita rasa de mostaza de Dijon.
  • 1 cucharada de salsa de soja.

Ver elaboración completa de la salsa

Utiliza preferiblemente una pieza de carne veteada y jugosa, a poder ser, de cerdo ibérico, si el presupuesto te lo permite.

El panko se vende en grandes supermercados o tiendas especializadas en productos orientales, pero si no lo encuentras, es fácil prepararlo en casa (ver abajo).

Ver foto de ingredientes

El tonkatsu es un plato muy popular en Japón. No es más que un filete de cerdo empanado, generalmente una chuleta, que tradicionalmente se acompaña de una ensalada de col y una salsa barbacoa, conocida también como tonkatsu. La peculiaridad del plato está en el empanado, para el que se emplea un pan rallado en forma de migas gruesas, conocido como panko.

Elaboración




PASO 1

Batimos un huevo en un recipiente ancho y hondo.

Salpimentamos los filetes al gusto. Los pasamos por la harina y los sacudimos para eliminar el exceso de ésta.

Seguidamente, los bañamos en el huevo, mojándolos bien por todas partes y los pasamos por el pan rallado.

PASO 2

Ponemos una sartén con abundante aceite a calentar a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente, 175 ºC, freímos los filetes entre 5 y 7 minutos dependiendo del grosor, hasta que el empanado adquiera un bonito color dorado, dándoles la vuelta para que se hagan igual por las dos caras.

PASO 3

Los cortamos en tiras de 2 cm aproximadamente y los servimos con la ensalada de col y la salsa tonkatsu.

Ensalada de col

PASO 1

Ensalada de col

Cortamos la col por la mitad, la lavamos con agua fría y la cortamos en tiras muy finas, como se muestra en la imagen.

A continuación, la metemos en un recipiente con agua fría y hielo durante 15 minutos, así se suaviza su sabor y estará más crujiente.

PASO 2

La escurrimos bien y la ponemos en un cuenco con 2 cucharadas de vinagre de arroz, 2 cucharadas de salsa de soja y 1 cucharada de aceite de sésamo.

Removemos con una cuchara para que se embadurne bien del aliño y listo.

Nota: Opcionalmente se puede añadir 1 cucharada de semillas de sésamo.

Salsa tonkatsu

Salsa tonkatsu

La salsa tonkatsu se vende en tiendas especializadas en productos orientales, pero se puede hacer una versión rápida mezclando 5 cucharadas de kétchup con 2 cucharadas de salsa Worcestershire, 1 cucharadita rasa de mostaza de Dijon y 1 cucharada de salsa de soja.

También puedes preparar una salsa más elaborada siguiendo esta receta: salsa tonkatsu.

Hacer panko en casaTop

Hacer panko en casaTop

Utilizamos solo la miga del pan, la corteza se desecha completamente, puede ser de un pan de hogaza, un pan de molde de panadería o cualquier otro con bastante miga.

En primer lugar, rallamos el pan con un rallador grueso, o lo trituramos con un robot de cocina hasta obtener unas migas finas, como las que se muestran en la imagen.

A continuación, extendemos las migas en una bandeja cubierta con papel de hornear y las metemos en el horno, precalentado a 120 ºC, hasta que se sequen, aproximadamente 8-10 minutos, sin que lleguen a tostarse. De vez en cuando las removemos con una cuchara.

Dejamos que se enfríen dentro del horno, con la puerta semiabierta, al menos durante una hora. Cuando se encuentren a temperatura ambiente, comprobamos que estén bien secas y crujientes, si todavía estuviesen algo blandas las volveríamos a meter en el horno unos minutos más.

Notas



Para que el rebozado no resulte aceitoso, es importante que el aceite esté bien caliente en el momento de introducir la carne, de forma que la envoltura se selle rápidamente y no absorba aceite.

La temperatura ideal para esta elaboración es de 175 ºC. Lo recomendable es utilizar un termómetro de cocina, pero si no dispones de uno, puedes echar una miga de pan en el aceite, si sube rápidamente a la superficie sin tocar el fondo, el aceite está suficientemente caliente. Baja un poco el fuego si las gotas no llegan a sumergirse y se tuestan al instante, esto sucede con temperaturas superiores a 180 ºC. En este caso, el rebozado se dora muy rápido, antes de que la carne se haya cocinado correctamente en su interior.