Salsa agridulce

Salsa agridulce

Tiempo de preparación: 10-15 minutos.

Ingredientes para 4 personas

Salsa agridulce básica

  • 300 ml de zumo de piña.
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 3 cucharadas de azúcar morena
    (puede sustituirse por miel).
  • 2 cucharadas de salsa ketchup.
  • 1 cucharadita de maicena.
  • Sal al gusto.

Salsa agridulce condimentada

  • 300 ml de zumo de piña.
  • 2 cucharadas de tomate concentrado.
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz.
  • 3 cucharadas de azúcar morena
    (puede sustituirse por miel).
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • 1 diente de ajo.
  • Un trozo de jengibre.
  • 1 cucharadita de maicena.
  • Aceite neutro, de girasol, cacahuete o maíz.
  • Sal al gusto.

Si no encuentras vinagre de arroz, sustitúyelo por uno de manzana.

Ver foto de ingredientes

Es una salsa originaria de china que se ha extendido por el mundo con infinidad de variantes. La versión más conocida en occidente es una adaptación de una salsa cantonesa, similar a la que he denominado receta básica, aunque todavía más simplificada.

La base de la salsa es una mezcla de vinagre de arroz, azúcar y sal o salsa de soja. Partiendo de esta combinación, podemos preparar salsas más o menos complejas con la incorporación de diferentes ingredientes, sin duda, un delicioso aderezo para platos de carne y pescado.

Los condimentos más comunes son jengibre, ajo, salsa de soja, pimienta, chile, verduras como el tomate, la cebolla o el apio. También es habitual incorporar frutas, zumo de piña o de naranja, manzana, cáscaras de mandarina deshidratadas, ciruelas secas, etc. En la segunda versión he utilizado alguno de estos ingredientes.

Añadir ketchup, que no deja de ser una salsa agridulce a base de tomate, fundamentalmente aporta color sin necesidad de colorantes, pero si te desagrada este ingrediente, sustitúyelo por una salsa de tomate o tomate concentrado.

Elaboración





Salsa agridulce básica

Mezclamos todos los ingredientes en frío y removemos enérgicamente hasta disolver completamente la maicena.

Pasamos la mezcla a una sartén o un cazo pequeño y la llevamos a ebullición a fuego fuerte.

Nota: Mezclamos los ingredientes en frío para que la maicena se disuelva correctamente y no se formen grumos.


La salsa espesará en cuanto comience a hervir, entonces, bajamos el fuego casi al mínimo y la dejamos cocer durante 5 o 6 minutos para que el vinagre pierda algo de fuerza y se mezclen los sabores.


Salsa agridulce condimentada

Pelamos un diente de ajo y un trozo de jengibre y los cortamos en rodajas finas.

A continuación, los rehogamos a fuego suave con una cucharada de aceite de cacahuete o maíz, sólo unos segundos, sin que lleguen a tomar color.

Añadimos el tomate concentrado y lo seguimos rehogando 3 o 4 minutos más.

Mezclamos el resto de ingredientes en frío y removemos enérgicamente hasta disolver la maicena completamente.

Añadimos la mezcla a la sartén y la llevamos a ebullición sin dejar de remover.

En cuanto la salsa espese, bajamos el fuego casi al mínimo y la dejamos cocer durante 8-10 minutos a fuego suave.

Colamos la salsa para retirar el ajo y jengibre.