El petitchef >> Pescados >> Salpicón de marisco

Salpicón de marisco

Salpicón de marisco

Tiempo de preparación: 1 h 15 min.

Ingredientes para 4 personas

  • Un pulpo de 1,5 kg aproximadamente.
  • 500 g de mejillones.
  • 350 g de gambas frescas.
  • 1 cebolleta.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 2 cucharadas de aceitunas negras sin hueso.
  • 1 cucharada de cebollino picado.
  • 3 cucharadas de vinagre de sidra.
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Si quieres ahorrar algo de tiempo puedes comprar unas patas de pulpo ya cocidas.

Opcionalmente, se pueden añadir 2 huevos duros.

Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

Cocemos el pulpo

Ponemos 4 o 5 litros de agua a hervir en una olla grande con una cucharada de sal, una hoja de laurel y unos granos de pimienta negra.

En primer lugar "asustamos el pulpo", una técnica que consiste en introducirlo y sacarlo del agua hirviendo tres veces, para que la piel no se contraiga de golpe y permanezca entera después de la cocción.

Lo agarramos por la cabeza y con cuidado de no quemarnos, lo introducimos en el agua hirviendo. Lo dejamos unos segundos y lo sacamos. Esperamos a que el agua vuelva a hervir y repetimos el mismo proceso otras dos o tres veces.

A continuación, lo sumergimos completamente en el agua y lo dejamos cocer, manteniendo una ebullición suave y continuada, hasta que esté tierno.

PASO 2

El tiempo aproximado de cocción para un pulpo de 1,5 kg es de 28 minutos. Para asegurarnos de que esté bien cocido, pinchamos con un palillo la zona más gruesa de los tentáculos, si entra fácilmente sin hacer fuerza, está listo, de lo contrario, lo dejaremos cocer unos minutos más.

Apagamos el fuego y lo dejamos reposar de 5 a 10 minutos en el agua caliente.

Lo sacamos de la cazuela y dejamos que se enfríe.

Nota: Una vez cocido, puedes congelar las patas que no vayas a utilizar.

PASO 3

Abrimos los mejillones

Golpeamos con el borde plano del cuchillo (para no estropearlo) los restos duros pegados a las conchas y recortamos los filamentos estropajosos (el biso).

Seguidamente, los raspamos con un cuchillo viejo, un estropajo de aluminio, o un cepillo de cerdas duras para eliminar todo tipo de adherencias.

Nota: Tira los mejillones abiertos que no se cierren al darles unos golpecitos y aquellos que tengan la concha rota.

PASO 4

Ponemos un chorrito de agua en una olla grande a calentar a fuego fuerte.

Cuando el agua comience a hervir, echamos los mejillones, tapamos la olla y los dejamos cocer durante 3 minutos.

Los retiramos del fuego, destapamos la olla y los dejamos enfriar.

Nota: Tira los mejillones que no se hayan abierto tras la cocción.

PASO 5

Cocemos las gambas

En primer lugar, preparamos un recipiente con agua helada y sal para enfriar las gambas rápidamente y cortar la cocción, de esta forma, quedarán en su punto justo, jugosas y con la carne firme.

Ponemos en un cuenco grande 2 litros de agua fría y 4 cucharadas de sal. Removemos con una cuchara hasta disolver la sal completamente y añadimos abundante hielo.

Para cocerlas, ponemos una cazuela grande con 3 litros de agua y 6 cucharadas de sal a calentar a fuego fuerte.

Cuando el agua hierva echamos las gambas, apagamos el fuego y las dejamos cocer durante 2 minutos.

PASO 6

Sacamos las gambas de la cazuela con una espumadera y las sumergimos en el agua helada durante 4 o 5 minutos.


Nota: No las hagas todas al mismo tiempo, cuécelas en dos tandas para que la temperatura del agua no descienda excesivamente, esperando a que vuelva a hervir antes de la segunda.

Nota: Si las gambas son muy grandes, las cocemos 3 minutos.

PASO 7

Sacamos los mejillones de sus conchas y retiramos los restos de filamentos que hayan podido quedar en el interior, tirando de ellos con los dedos o cortándolos con unas tijeras.

Pelamos las colas de las gambas.

Cortamos las patas del pulpo en rodajas finas.

PASO 8

Quitamos la primera capa de la cebolleta y la cortamos en tiras finas.

Lavamos los pimientos, retiramos los tallos y las semillas y los cortamos en tiras muy finas, como se muestra en la imagen.

Cortamos las aceitunas en rodajas finas.

PASO 9

Preparamos la vinagreta

Mezclamos 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra con 3 cucharadas de vinagre de sidra y batimos enérgicamente con unas varillas hasta emulsionar la salsa.

Por último, ponemos todos los ingredientes en un recipiente amplio, añadimos la vinagreta y sal al gusto. Removemos bien y esparcimos por encima 1 cucharada de cebollino picado muy finamente.

Opcionalmente, se pueden añadir 2 huevos duros cortados en dados.

¡Buen provecho!

Notas



El pulpo

La mejor forma de conseguir que el pulpo resulte realmente tierno es congelarlo como mínimo durante 24 horas. Después, se descongela en la nevera durante 12 horas. De esta forma, se rompen las fibras musculares y la textura de la carne será muy suave después de la cocción. En muchas pescaderías venden pulpos que ya han sido congelados, pregúntalo para saber si puedes ahorrarte este paso.