El petitchef >> Pescados >> Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Tiempo de preparación: 1 h 20 min.

Ingredientes para 4 personas

  • 22 pimientos del piquillo.
  • 300 g de bacalao desalado.
  • 800 g de tomates rojos maduros.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 litro de leche.
  • 60 g de mantequilla.
  • 60 g de harina.
  • Aceite de oliva, pimienta negra y sal.
Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

El relleno de los pimientos

Desmigamos el bacalao con las manos.

Pelamos la cebolla y los dientes de ajo y los picamos muy finitos, como se muestra en la imagen.

PASO 2

Rehogamos el ajo y la cebolla en una sartén grande con 2 cucharadas de aceite de oliva, aproximadamente durante 5 o 6 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Añadimos el bacalao y lo cocinamos otros 2 o 3 minutos.

Lo reservamos.

PASO 3

Fundimos la mantequilla en una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, a fuego lento.

Añadimos la harina y la cocinamos en la mantequilla 1 o 2 minutos para que pierda el sabor a crudo.

A continuación, vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de remover para evitar que se formen grumos.

Cuando hayamos incorporado toda la leche, dejamos cocer la bechamel durante 6 o 7 minutos a fuego suave, removiendo constantemente con una cuchara o unas varillas.

Añadimos el bacalao y seguimos cocinando el relleno otros 4 o 5 minutos.

Probamos y rectificamos de sal si es necesario.

PASO 4

Dejamos enfriar la bechamel durante 20 o 25 minutos cubierta con papel film para que no se forme costra en la superficie.

Finalmente, rellenamos los pimientos con 1 o 2 cucharadas de bechamel.

Nota: Reservamos 2 pimientos y 2 cucharadas de bechamel para la salsa.

PASO 5

La salsa

Lavamos bien los tomates y les quitamos los rabillos y las semillas. Los cortamos en trozos.

Pelamos la cebolla y los dientes de ajo y los picamos finitos, aunque no es necesario hacer unos cortes perfectos porque al final vamos a triturar todos los ingredientes.

PASO 6

Ponemos 4 cucharadas de aceite a calentar en una cazuela de fondo ancho.

Cuando el aceite esté caliente, agregamos la cebolla y el ajo picados.

Los rehogamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Cuando la cebolla esté tierna y ligeramente dorada, aproximadamente en 5 o 6 minutos, añadimos los tomates, 1 cucharadita rasa de sal y una pizca de pimienta negra.

Bajamos el fuego, aplastamos los tomates con una cuchara y tapamos la cazuela.

Dejamos que se cocinen a fuego lento entre 25 y 30 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

PASO 7

Introducimos el sofrito de tomate en una batidora de vaso, añadimos 2 pimientos del piquillo, 2 cucharadas de salsa bechamel y sal al gusto.

Trituramos durante 2 o 3 minutos a máxima potencia para obtener una salsa muy fina. A continuación, la pasamos por un chino o un colador.

Si resulta muy espesa, añadimos un chorrito de agua para aligerarla.

Nota: Si no dispones de una batidora de vaso utiliza la de mano.

Nota: La bechamel se añade para dar un color anaranjado a la salsa.

PASO 8

Ponemos la salsa a calentar a fuego medio en una sartén o en una cazuela amplia.

Introducimos los pimientos en la salsa y los cocinamos durante 3 o 4 minutos, lo justo para templar el relleno, si lo calentamos demasiado se volvería muy fluido y se saldría de los pimientos.

¡Buen provecho!

Notas



Desalar el bacalao

Es un proceso sencillo, pero nos llevará 48 horas. Si lo prefieres, puedes comprarlo ya desalado (envasado al vacío).

En primer lugar, retiramos la capa de sal que recubre las tajadas de bacalao, lavándolas a fondo bajo un chorro de agua fría.

Seguidamente, las sumergimos en abundante agua fría con la piel hacia arriba y metemos el recipiente en la nevera.

Durante el proceso de desalado cambiaremos el agua cada 8 horas, enjuagando bien el recipiente y las porciones de bacalao para eliminar cualquier resto de sal.

Los lomos más gruesos se desalan en 48 horas, las porciones más finas, como colas o faldas, en 36 horas, para las migas (los restos del bacalao), 8 horas pueden ser suficientes. En cualquier caso, lo mejor es probarlo, y si está salado, dejarlo más tiempo.

Finalmente, los escurrimos y los secamos bien con un paño.


Términos culinarios

Rehogar: Sofreír un alimento para que se impregne de la grasa y los ingredientes con que se condimenta.