El petitchef >> Pescados >> Gambas al horno estilo griego

Gambas al horno estilo griego

Gambas al horno estilo griego

Tiempo de preparación: 35-40 minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 g de gambas
  • 100 g de rulo de queso de cabra.
  • 300 g de tomate triturado, natural o en conserva.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento rojo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 chile rojo o 2 guindillas (si te gusta el picante).
  • 1 ramita de perejil fresco.
  • 1/2 cucharadita de orégano seco.
  • 3 hojas de menta (opcional).
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.

Este plato griego, garides saganaki, es una sencilla receta de gambas en salsa de tomate con queso de cabra. La receta original se elabora con feta, el queso griego por excelencia, pero lo he sustituido por el rulo de cabra, porque me gusta más y además se funde mejor en la salsa.

Elaboración




PASO 1

Pelamos los dientes de ajo y los picamos muy finito, como se muestra en la imagen.

Pelamos la cebolla y la cortamos en dados pequeños.

Lavamos el pimiento, retiramos el rabillo y las semillas y lo cortamos en dados pequeños.

Quitamos las semillas y venas al chile para que no resulte tan picante y lo cortamos en tiras finas.

PASO 2

Ponemos 3 cucharadas de aceite en una sartén a calentar a fuego suave.

Echamos el ajo y el chile y los rehogamos brevemente, 1 o 2 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera y vigilando que el ajo no llegue a tostarse.

Incorporamos la cebolla y el pimiento y los rehogamos durante 5 o 6 minutos, hasta que la cebolla esté transparente, removiendo de vez en cuando.

PASO 3

Añadimos el tomate triturado, una pizca de pimienta negra molida y sal al gusto.

Lo cocinamos a fuego medio entre 15 y 20 minutos, hasta obtener una salsa de tomate espesa.

Nota: La salsa no debe quedar excesivamente salada porque a continuación añadiremos el queso de cabra que aporta también algo de sal.

PASO 4

Ponemos la salsa de tomate en una sartén o una fuente apta para el horno y colocamos encima las gambas y el queso de cabra desmenuzado, como se muestra en la imagen.

Por último, espolvoreamos por encima 1/2 cucharada de orégano.

Las introducimos en el horno, precalentado a 190 ºC, entre 5 y 8 minutos dependiendo del tamaño de las gambas, hasta que cambien de color y el queso haya empezado a fundirse.

Al sacarlas del horno, decoramos con unas hojas de perejil y menta picadas finamente.

Nota: Situamos la fuente dentro del horno a unos 10 cm del gratinador para que las gambas se cocinen rápido y queden bien jugosas.