El petitchef >> Postres >> Bizcocho de mandarina

Bizcocho de mandarina

Bizcocho de mandarina

Tiempo de preparación: 2 h 50 min. Casi todo el tiempo es de cocción de las mandarinas y de horno, no requiere mucha manipulación ni atención.

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 mandarinas medianas (350 g).
  • 5 huevos grandes (300 g).
  • 250 g de almendra cruda pelada.
  • 220 g de azúcar.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • Molde desmontable circular de 20 cm.

Elaboración




PASO 1

En primer lugar, preparamos un puré de mandarina.

Lavamos bien las mandarinas y las cocemos en un cazo con abundante agua durante 1 h 45 min a fuego medio, cambiando el agua a mitad de cocción. De esta forma conseguiremos que pierdan su amargor y que la piel tenga una textura muy suave.

PASO 2

Abrimos las mandarinas y retiramos las pepitas si las tuviese.

A continuación, las ponemos en el vaso de la batidora con su piel y las trituramos hasta obtener un puré homogéneo y fino.

PASO 3

Molemos las almendras en el vaso picador de la batidora hasta obtener una arena fina.

PASO 4

Batimos los huevos en un cuenco grande incorporándolos de uno en uno.

Añadimos el azúcar y seguimos batiendo 1 o 2 minutos más para blanquearlos ligeramente.

Seguidamente, agregamos la almendra, el puré de mandarina y 1 cucharadita de levadura en polvo.

Removemos para mezclar bien los ingredientes con el huevo batido.

PASO 5

Engrasamos y enharinamos el molde para evitar que el bizcocho se pegue.

Primero untamos una fina capa de mantequilla. Seguidamente, espolvoreamos harina por encima y agitamos el molde para extenderla por las paredes.

Por último, damos la vuelta al molde y lo golpeamos suavemente para retirar la harina sobrante.

Vertemos la masa en el molde.

PASO 6

Lo metemos en el horno, precalentado a 175 ºC, durante 50 minutos.

Los primeros 30 minutos lo cubrimos con un papel de aluminio para evitar que se queme la superficie. Los últimos 20 minutos lo cocemos descubierto para que quede con un bonito color dorado.

Notas



La levadura que se utiliza para hornear bizcochos es química, conocida también como impulsor o polvos de hornear, no se debe confundir con la levadura de panadería.