Pasta fresca

Pasta fresca

Tiempo de preparación: 30-40 minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de harina.
  • 3 huevos.
  • Aceite y sal.

Para una cantidad mayor, necesitaremos
1 huevo por cada 100 g de harina.

Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

Ponemos la harina en un cuenco grande y hacemos un hueco en el centro en forma de volcán.

Introducimos los huevos en el hueco como se muestra en la imagen.

A continuación, removemos con un tenedor, incorporando la harina poco a poco.

Cuando la masa se encuentre demasiado densa para manejarla con el tenedor, seguiremos mezclando la harina con las manos.

PASO 2

Una vez incorporada toda la harina, hacemos una bola y la amasamos sobre una superficie limpia.

Espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie de trabajo para evitar que la masa se pegue.

Amasamos entre 10 y 15 minutos, aplastando la masa con las manos (como se muestra en la imagen), estirándola y volviéndola a envolver, una y otra vez, hasta obtener una masa suave y elástica.

Envolvemos la masa con papel transparente de cocina y la metemos en la nevera.

La dejamos reposar como mínimo 30 minutos y hasta un máximo de 3 horas.

PASO 3

Lo más sencillo para dar forma a la masa es utilizar una máquina de hacer pasta, pero voy a explicar como se hace a mano para aquellos que no dispongáis de una.

Espolvoreamos harina sobre la superficie de trabajo. Colocamos una bola de masa y la estiramos con el rodillo hasta obtener una lámina muy fina, como se muestra en la imagen.

Según vayamos estirando la masa, será necesario espolvorear harina sobre ella para evitar que se pegue. De vez en cuando, la levantaremos para comprobar que no se haya pegado en la superficie de trabajo y si hiciese falta, espolvorearíamos algo más de harina.

Nota: no será necesario presionar con mucha fuerza, es preferible pasar más veces el rodillo.

PASO 4

Cuando tengamos una lámina fina, recortamos los bordes para cuadrarla y la enrollamos de la forma que se muestra en la imagen, espolvoreando antes un poco de harina para que el rollo de masa no se pegue.

PASO 5

Para hacer los espaguetis, cortamos el rollo de pasta en rodajas, tan finas como queramos.

El cuchillo debe estar muy bien afilado para obtener un corte limpio, evitando que la pasta se pegue.

Desenrollamos las rodajas, y listo.

Nota: si la masa se encuentra muy húmeda, se puede dejar reposar 5 minutos antes de cortarla, para que no se pegue en el cuchillo.

PASO 6

Con la máquina

Hacemos la masa de la misma manera.

Tomamos una bola de masa (de un tamaño que podamos coger con la mano) y la pasamos por los rodillos, en la posición de mayor grosor. No debemos tirar de la lámina, sólo sostenerla con los dedos. Cuando hayamos pasado toda la masa, la doblamos por la mitad, espolvoreamos harina sobre una de las caras y repetimos esta operación hasta 5 o 6 veces.

PASO 7

A continuación, vamos bajando la posición de los rodillos de uno en uno, pasando la masa una vez por cada posición hasta llegar al grosor deseado (en el caso de los espaguetis, será la última posición), espolvoreando harina si fuese necesario.

PASO 8

Para hacer espaguetis, pasamos la lámina obtenida por las cuchillas de la máquina y listo.

Notas



Cocer la pasta

Ponemos una cazuela con abundante agua y una cucharada de sal. Cuando comience a hervir, añadimos la pasta y la dejamos cocer durante 2 minutos aproximadamente.

A continuación, pasamos la pasta por el colador para eliminar el agua de la cocción.

Nota: la pasta fresca tiene un tiempo mucho menor que la pasta seca, dependiendo del grosor que hayamos dado variará entre 2 y 3 minutos.


Hacer la pasta en casa es mucho más fácil de lo que puede parecer, y sólo se necesita un poco de práctica. La primera vez, recomiendo utilizar 100 g de harina y un huevo para hacer pruebas, y enseguida se aprende.

La pasta, se puede hacer también sin huevo, en este caso se sustituye cada huevo por 60 ml de agua, pero es un poco más complicado manejar la masa.

La harina recomendable es la harina de fuerza (harina 00), con un mayor contenido en gluten, pero si no la encontráis, se puede utilizar una harina normal de trigo.

También se puede hacer pasta de colores, añadiendo concentrado de tomate, de espinacas, tinta de calamar, azafrán, etc.


También podrían interesarte