El petitchef >> Sopas y cremas >> Sopa de quinoa y verduras asadas

Sopa de quinoa y verduras asadas

Sopa de quinoa y verduras asadas

Tiempo de preparación: 2 horas.

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de quinoa.
  • 2 calabacines.
  • 2 tomates.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 cebolla roja.
  • 2 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un trozo de jengibre del tamaño de 2 dientes de ajo.
  • La ralladura de la piel de media lima.
  • 1 litro de caldo de pollo.
  • Cilantro fresco.
  • 3 o 4 tomates secos en aceite (opcional).
  • Aceite y sal.

Para el caldo de pollo

  • 1 kg de carcasas de pollo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1/2 puerro (sólo la parte blanca).
  • 1/2 tallo de apio (sin las hojas).
  • 1 zanahoria pequeña.
  • 1 ramita de perejil.
  • 2,5 litros de agua (preferiblemente embotellada para no introducir sabores extraños como el del cloro).
Ver foto de ingredientes

La quinoa o quinua es una semilla que por su composición y forma de uso en cocina se asemeja a los cereales, por lo que suele clasificarse como pseudocereal. Es un alimento muy nutritivo y saludable gracias a su alto aporte de proteínas, fibra, grasas no saturadas y minerales. Entre las múltiples propiedades que hacen este alimento tan beneficioso para la salud, cabe destacar su alto contenido en antioxidantes, así como en ácidos grasos omega 3 y omega 6, que ayudan a controlar el colesterol, también contiene sustancias protectoras del sistema cardiovascular y fibra dietética. Además, es un alimento recomendado en dietas para perder peso.

Los granos de quinoa están recubiertos de forma natural por saponinas, unas sustancias tóxicas de sabor amargo que al contacto con el agua forman espuma. La quinoa que se comercializa generalmente ha sido lavada, pero aún así, es recomendable enjuagarla a fondo antes de cocinarla.

Elaboración




PASO 1

La base del plato es un fondo de pollo; si no dispones de tiempo suficiente para elaborarlo, puedes utilizar un caldo envasado.

Lavamos el puerro y le quitamos las raíces y las hojas verdes, dejando sólo la parte blanca. Lo cortamos en 3 o 4 trozos. Retiramos la piel de la zanahoria con un pelador de verduras, la lavamos y la cortamos en dados. Pelamos la cebolla y la cortamos por la mitad.

Ponemos todos los ingredientes en una cazuela grande, los cubrimos con 2,5 litros de agua fría, y a fuego fuerte, llevamos el caldo a ebullición. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos cocer 1 hora y media a fuego suave, sin que llegue a hervir, manteniendo sólo un ligero burbujeo en la superficie.

De vez en cuando, retiramos la espuma que se forma en la superficie con una cuchara o una espumadera para obtener un caldo claro y limpio.

PASO 2

Finalmente pasamos el caldo por un colador de malla fina.

Para ver esta elaboración con mayor detalle, consulta el fondo de pollo.

Si prefieres preparar una sopa vegetariana, utiliza como base un caldo de verduras.

PASO 3

Lavamos la quinoa

La ponemos en un colador de malla fina y la enjuagamos en el grifo bajo un chorro de agua fría, removiéndola con los dedos.

A continuación la pasamos a un recipiente ancho, la cubrimos con agua fría y frotamos los granos con los dedos. Si después de esto, el agua no está totalmente clara o hay espuma, la tiramos y volvemos a repetir la operación hasta que tras remover la quinoa el agua quede completamente transparente y limpia.

PASO 4

Ponemos 1 litro de agua en una cazuela a calentar a fuego fuerte.

Cuando comience a hervir, añadimos la quinoa y bajamos el fuego para mantener un hervor suave y continuado.

La cocemos durante 15 minutos, hasta que los granos estén tiernos.

Nota: Cuando el grano está bien cocido se vuelve translúcido.

PASO 5

Raspamos la piel de las zanahorias con un cuchillo o la retiramos con un pelador de verduras; las lavamos y las cortamos en tiras finas.

Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras finas.

Pelamos los tomates, retiramos las semillas y los cortamos en dados o en tiras.

Lavamos los calabacines y el pimiento rojo y los cortamos también en tiras.

PASO 6

Colocamos las verduras en una fuente apta para el horno y rociamos un chorrito de aceite por encima.

Las metemos en el horno, precalentado a 220 ºC y las asamos entre 20 y 25 minutos, hasta que estén tiernas y ligeramente tostadas, vigilando que no lleguen a quemarse.

PASO 7

Pelamos el jengibre y los dientes de ajo.

Los picamos muy finitos, como se muestra en la imagen.

Enjuagamos las hojas de cilantro y las cortamos en trozos no muy pequeños.

PASO 8

Ponemos 1 cucharada de aceite a calentar en una cazuela a fuego suave.

Cuando el aceite esté caliente, incorporamos el jengibre y el ajo y los rehogamos durante 2 minutos, removiendo constantemente con una cuchara de madera.

Seguidamente, añadimos el caldo de pollo, la quinoa cocida, las verduras asadas y opcionalmente 3 tomates secos cortados en 4 o 5 trozos.

En cuanto empiece a hervir, bajamos el fuego, añadimos la ralladura de la piel de 1/2 lima, el cilantro fresco y lo dejamos cocer 1 o 2 minutos.

Rectificamos de sal y listo.

¡Buen provecho!