Falafel

Falafel

Tiempo de preparación: 20-25 minutos.

Ingredientes para 4 personas

  • 250 g de garbanzos.
  • 250 g de guisantes (pueden ser congelados).
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cebolleta.
  • Un manojo de perejil.
  • Un manojo de cilantro.
  • 1/2 cucharada de semillas de cilantro molidas.
  • 1/4 de cucharada de pimienta negra molida.
  • 1/4 de cucharada de canela.
  • 1/2 cucharadita de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Aceite para freír.

Salsa taratur

  • 1 diente de ajo.
  • 1 limón.
  • 3 o 4 cucharadas de tahini.
Ver foto de ingredientes

El falafel es una especie de croqueta de legumbres, verduras y especias, frita en aceite. Se trata de un plato muy popular en Oriente Próximo del que no existe una única receta, cada región tiene su propia versión. Generalmente se utiliza el garbanzo como ingrediente principal, aunque también es común prepararlo con habas secas, o con una mezcla de ambos. Además de las legumbres, se suele incorporar alguna verdura como la cebolla, el calabacín, el apio, etc.

Se acompañan habitualmente de una salsa de yogur o alguna salsa de tahini (como la salsa taratur). También se sirven con pan de pita y verduras frescas, o para acompañar cremas como el mutabal o el hummus.

Elaboración




PASO 1

El falafel se elabora con garbanzos secos, no cocidos, simplemente hay que hidratarlos poniéndolos en remojo en un recipiente con agua templada y una pizca de sal, como mínimo durante 24 horas.

Nota: si dispones de tiempo suficiente, es preferible mantenerlos 72 horas en remojo, cambiando el agua 2 veces, para que estén mejor hidratados y algo más tiernos.

PASO 2

Enjuagamos los garbanzos y los escurrimos.

Los metemos en el vaso de la batidora con el resto de ingredientes de la receta y los trituramos hasta obtener una masa firme y homogénea de textura grumosa.

Dejamos que la masa repose 1 hora.

Nota: si resulta excesivamente pastosa, añade 2 o 3 cucharadas de agua.

PASO 3

A continuación, separamos la masa en pequeñas porciones con una cuchara y hacemos discos de 4 cm de diámetro, como se muestra en la imagen. Lo más sencillo es hacer bolas y después aplastarlas ligeramente en la palma de la mano.

Existe un utensilio para dar al falafel su forma característica. Se vende en tiendas de productos árabes u orientales.

PASO 4

Los freímos en una sartén con abundante aceite a fuego medio, aproximadamente durante 6 o 7 minutos.

La temperatura del aceite no debe ser muy alta, entre 150 y 160 ºC, para que el interior del falafel no quede crudo cuando la superficie esté perfectamente dorada y crujiente.

Al sacarlos, los ponemos sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

PASO 5

Salsa taratur

Pelamos el diente de ajo, lo ponemos en el cuenco del mortero y lo machacamos con el mazo hasta obtener un puré.

Añadimos 3 cucharadas de tahini, el zumo de 1 limón, 2 o 3 cucharadas de agua y sal al gusto.

Removemos hasta alcanzar la consistencia de una crema.

Nota: también se puede incorporar 1 cucharada de piñones o nueces, que macharemos con el diente de ajo.

Notas




Dar forma al falafel

La forma típica de discos se obtiene con un cucharón para moldear el falafel, pero si no dispones de este utensilio, lo más sencillo es formar croquetas redondas o alargadas con la masa.

Para formar croquetas alargadas utilizamos dos cucharas, una para coger la masa y otra para dar forma y empujarla al aceite caliente.

El tahín o tahini

Es una pasta elaborada con semillas de sésamo molidas, muy utilizada en la cocina árabe. La puedes encontrar en herbolarios o tiendas de dietética.