El petitchef >> Carnes >> Aleta de terneta rellena

Aleta de terneta rellena

Aleta de terneta rellena

Tiempo de preparación: 1'15 horas.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 aleta de ternera (de 1 kg aproximadamente) abierta en una sola pieza.
  • 4 salchichas frescas de cerdo ó 200 g de carne de cerdo picada.
  • 8-10 lonchas de beicon.
  • 20-25 aceitunas sin hueso.
  • 3-4 pimientos asados.
  • 3 huevos.
  • 1/2 litro de caldo de carne o una pastilla de caldo concentrado.
  • Aceite, pimienta y sal.
Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

En primer lugar prepararemos una tortilla con 3 huevos.

Batimos los huevos en un bol con unas varillas hasta dejarlos ligeramente espumosos. Añadimos una pizca de pimienta y sal.

Ponemos un chorrito de aceite a calentar en una sartén amplia. Cuando el aceite esté caliente, incorporamos el huevo batido y bajamos el fuego. En unos 2 ó 3 minutos la tortilla estará perfectamente cuajada.

Nota: he roto la tortilla en trozos en la sartén para que resulte más sencillo distribuirla sobre la carne, pero puedes dejarla entera.

PASO 2

Extendemos la aleta de ternera sobre una tabla de cocina. La salpimentamos.

Cortamos el borde duro de las tiras de beicon, y los huesos si los tiene. Cubrimos la carne con ellas.

Encima ponemos la tortilla y las aceitunas cortadas en 2 ó 3 trozos, tal y como se muestra en la imagen.

Al colocar los ingredientes dejaremos un pequeño espacio en el borde, de lo contrario, el relleno podría salirse cuando lo enrollemos.

PASO 3

Quitamos la piel a las salchichas, mezclamos la carne, la estiramos, y la colocamos sobre los otros ingredientes.

Por último, cortamos los pimientos asados en tiras y los ponemos sobre la carne picada.

PASO 4

Enrollamos la aleta de ternera presionando la carne con los dedos, para que el rollo quede bien prensado.

A continuación, lo atamos con un hilo especial de cocina, tal y como se muestra en la imagen, procurando cerrar bien los extremos. Esta operación se conoce en cocina como "bridar".

Nota: si no te resulta sencillo atarlo, existen mallas elásticas para carne, en las que tan sólo hay que introducir el rollo para dejarlo bien sujeto. Se encuentran en muchos supermercados y ferreterías.

PASO 5

Ponemos 3 ó 4 cucharadas de aceite en una cazuela a calentar a fuego medio.

Rehogamos el rollo de carne hasta dejarlo bien dorado por todas partes (4-5 minutos).

PASO 6

A continuación, añadimos 2 vasos de caldo de carne. Tapamos la cazuela y dejamos que se haga a fuego suave durante 1 hora, dando la vuelta al rollo de vez en cuando, para que se haga bien por todas partes.

Cuando la carne esté lista, la dejamos reposar 5 minutos fuera del fuego, retiramos la cuerda de cocina y la cortamos en rodajas.

Calentamos las rodajas en la salsa un minuto antes de servirlas, y las acompañamos con unas patas fritas ó cocidas.

Nota: como se puede observar en la imagen, sólo la mitad del rollo queda sumergida en el líquido, por eso la cocción es de aproximadamente 1 hora, dando la vuelta a la mitad del tiempo para que se haga bien por las dos partes. Si lo cubriésemos completamente de líquido estaría hecho en unos 30 ó 40 minutos. En cualquier caso, los tiempos son orientativos, y lo mejor es comprobar si la carne está tierna antes de retirarla del fuego. Pínchala con un tenedor, si entra sin ofrecer resistencia estará en su punto.

Notas



El caldo de ternera

El líquido que he utilizado para cocer la aleta de ternera es un fondo oscuro de carne. No es una elaboración muy complicada, pero sí bastante larga y pesada; si no dispones de mucho tiempo, sustitúyelo por algún caldo concentrado o utiliza simplemente agua.

Otra solución es utilizar un concentrado de carne como bovril; en este caso, simplemente tendremos que disolver una cucharada en dos vasos de agua y listo.

Bovril es un caldo concentrado con sabor a ternera, que puedes encontrar en muchos supermercados.

Términos culinarios

Bridar: Sujetar con un hilo de cocina una pieza de carne, ave, etc, compactando su carne para que conserve la forma que se le da, después del cocinado.

Rehogar: Sofreír un alimento para que se impregne de la grasa y los ingredientes con que se condimenta.

Salpimentar: Sazonar con pimienta y sal.