Cortar el jengibre



Cortaremos un trozo de la raíz del tamaño que vayamos a utilizar en nuestra receta.

La mejor forma de pelar el jengibre es raspar la superficie con una cuchara, tal y como se muestra en la imagen. De esta manera desaprovechamos menos producto que al utilizar un cuchillo o un pelador de verduras.



Picar el jengibre



Apoyamos el trozo en una tabla y realizamos una serie de cortes longitudinales como los que se muestran en la imagen, de esta forma, obtendremos unas finas láminas de jengibre.


A continuación, apilamos unas cuantas láminas y las cortamos longitudinalmente, obteniendo tiras finas.

Cuanto más finas cortes las tiras, más picadito quedará el jengibre al final.



Por último, juntamos unas cuantas tiras, las sujetamos bien, y hacemos una serie de cortes transversales, de esta forma, tendremos el jengibre picado.