Natillas

Natillas

Tiempo de preparación: 25-30 minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 6 yemas de huevos grandes (talla L).
  • 750 ml de leche.
  • 120 g de azúcar.
  • La piel de 1 limón.
  • La piel de 1/2 naranja.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 rama de canela.
  • 1 cucharada de maicena (opcional).

    Para decorarlas

  • 8 galletas (las que más te gusten).
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.

La vaina de vainilla se puede sustituir por 1 cucharada de extracto natural de vainilla.

Ver foto de ingredientes

Las natillas son el resultado de cuajar una mezcla de yemas, azúcar y leche. Su textura es la de una delicada y fina crema ligeramente espesa. Tradicionalmente la leche se aromatiza con vainilla, piel de limón y canela, pero las posibilidades son innumerables, por ejemplo, naranja amarga, azafrán, anís, café, té, regaliz...

Las natillas son fáciles de preparar, pero es muy importante que se cocinen a fuego suave para que no se corten por un exceso de calor o se formen grumos porque las yemas se cuajen, además, es fundamental que la mezcla no llegue a hervir en ningún momento. Añadir harina fina de maíz (maicena) ayuda a que no se corten y sirve además para obtener una crema algo más espesa.

Si se cocinan sin maicena, la textura será algo más ligera y fina, pero necesitaremos mayor cantidad de yemas para conseguir un cuajado cremoso y bien ligado. Además, deben reposar unas cuantas horas en la nevera hasta que alcancen la consistencia adecuada.

Elaboración




PASO 1

Ponemos la leche en un cazo a calentar a fuego medio.

Para extraer el máximo sabor de la vaina de vainilla, la abrimos longitudinalmente por la mitad y raspamos el interior con un cuchillo para sacar las semillas, unos diminutos granitos negros que se quedarán pegados a este, como se muestra en la imagen.

Según vayamos sacando las semillas, las agregamos a la leche que tenemos en el fuego; por último, echamos también la vaina para que suelte todo su aroma.

PASO 2

Agregamos 1 rama de canela, la piel de 1 limón y la piel de 1/2 naranja, pero sólo las partes de color, la parte blanca es amarga y apenas aporta sabor.

Calentamos la leche a fuego medio y justo un momento antes de que arranque a hervir, la retiramos del fuego.

La dejamos reposar unos minutos para que la vainilla y el resto de ingredientes liberen todo su aroma.

Finalmente, la pasamos por un colador de malla fina.

PASO 3

Utilizamos solamente las yemas de los huevos. Las separamos sin dejar ningún resto de las claras y las ponemos en un recipiente con el azúcar y 1 cucharada de maicena.

Removemos con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

A continuación, añadimos la leche y la mezclamos con las yemas. Es muy importante incorporarla poco a poco, mientras removemos enérgicamente con unas varillas, para evitar que las yemas cuajen y se estropeen las natillas.

PASO 4

Una buena forma de asegurarnos de que la temperatura no suba bruscamente, es cocinarlas al baño maría, para esto, colocamos un cuenco encima de una cazuela, la llenamos con suficiente agua como para que el cuenco esté en contacto con ella y la calentamos a fuego lento para que el vapor no salga bruscamente.

Cocemos las natillas a fuego suave, removiendo constantemente hasta que espesen, entre 12 y 16 minutos. Cuando las natillas empiecen a cuajar, observaremos que la espuma de la superficie desaparece y la crema adquiere cierta consistencia, entonces, las retiramos del fuego y las pasamos inmediatamente a los recipientes en los que las vayamos a servir.

Nota: Es muy importante que la crema no llegue a hervir en ningún momento, porque se cortaría.

Nota: Si dispones de un termómetro, sube la temperatura de la mezcla hasta los 84-85 ºC para cuajarla, pero sin sobrepasarlos.

PASO 5

Para servirlas, machacamos las galletas hasta obtener un polvo fino. Las mezclamos con 1/2 cucharadita de canela en polvo y ponemos 2 cucharadas sobre cada vaso de natillas.

Nota: Las galletas se pueden machacar en un mortero o introducir en una bolsa pequeña y pasar por encima un rodillo.

Notas



Natillas sin maicena

Si prefieres preparar las natillas sin maicena, el proceso es el mismo, pero añadiremos 2 yemas más para que adquieran una mayor consistencia.


También podrían interesarte