Leche frita

Leche frita

Tiempo de preparación: 30 minutos (más 5 horas de reposo).

Ingredientes para 4 personas:

  • 1/2 litro de leche entera.
  • 2 yemas.
  • 50 g de fécula de maíz (maicena).
  • 60 g de azúcar.
  • La piel de 1/2 naranja.
  • La piel de 1/2 limón.
  • 1/2 rama de canela.
  • Canela en polvo y azúcar glas para decorar.

Para rebozar

  • 2 huevos.
  • 2 o 3 cucharadas de harina.
Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

Reservamos 1/2 vaso de leche y ponemos el resto en un cazo con 1/2 rama de canela, la piel de 1/2 limón y la piel de 1/2 naranja, pero solo las partes de color amarillo y naranja porque la parte blanca de la cáscara amarga.

Calentamos la leche a fuego medio y en cuanto arranque a hervir la retiramos del fuego.

La dejamos reposar unos minutos para que los ingredientes liberen todo su aroma.

Finalmente, la pasamos por un colador.

PASO 2

Mezclamos en un cuenco el azúcar con la maicena, las 2 yemas y el 1/2 vaso de leche fría que hemos reservado en el paso anterior.

Removemos enérgicamente con unas varillas hasta disolver bien todos los ingredientes.

PASO 3

Ponemos en un cazo la leche aromatizada y la mezcla del paso anterior.

La cocinamos a fuego medio-suave hasta que espese, sin dejar que llegue a hervir, removiendo constantemente con unas varillas. Esto nos llevará de 6 a 10 minutos.

PASO 4

Untamos de mantequilla el fondo de un recipiente amplio y vertemos la mezcla para formar una capa de 2 centímetros de grosor.

Lo cubrimos con un papel transparente de cocina y lo dejamos enfriar en la nevera como mínimo durante 5 horas.

Nota: Para las cantidades indicadas en la receta necesitamos un recipiente rectangular de 20 x 13 cm aproximadamente.

PASO 5

Cortamos la masa en porciones rectangulares.

Las rebozamos primero con harina para que el huevo se adhiera bien a su superficie y en el momento de freírlas, cuando el aceite esté caliente, las pasamos por el huevo batido.

PASO 6

Para terminar, las vamos pasando por huevo batido y echando a una sartén con abundante aceite bien caliente.

Nada más sumergirlas en el aceite bajamos el fuego.

Las freímos hasta que adquieran un bonito color dorado, 3 o 4 minutos, dándoles la vuelta un par de veces para que se cocinen igual por ambas caras.

Las sacamos con una espumadera y las dejamos sobre un papel absorbente de cocina para escurrir el aceite.

Antes de freír la segunda tanda, subimos el fuego unos segundos para subir la temperatura del aceite.

Las presentamos con azúcar glas y canela espolvoreados por encima.

Nota: El aceite debe estar bien caliente pero sin que llegue a humear. Si dispones de un termómetro de cocina, una buena temperatura para freírlas es 175 ºC.