El petitchef >> Pasta >> Macarrones con salsa de queso

Macarrones con salsa de queso

Macarrones con salsa de queso

Tiempo de preparación: 30-40 minutos.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g de macarrones.
  • 1 vaso de bechamel.
  • 50 ml de nata.
  • 2 yemas de huevo.
  • 50 g de queso emmenthal, gruyère o cheddar.
  • Aceite y sal.
Ver foto de ingredientes

Elaboración




PASO 1

Cocemos la pasta:

Ponemos una cazuela con abundante agua y una cucharada de sal, a calentar a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, añadimos la pasta y la dejamos cocer 8-9 minutos, aunque el tiempo de cocción dependerá del tipo de pasta (vendrá indicado en el paquete).

A continuación, pasamos la pasta a un colador para eliminar el agua de la cocción.

PASO 2

Rallamos el queso gruyère y lo mezclamos con 3 cucharadas de queso parmesano.

En un bol, mezclamos las yemas de huevo con la nata.

Para preparar la salsa, partimos de una bechamel (ver receta) no muy espesa que calentaremos en una cazuela a fuego medio. Cuando la bechamel comience a hervir, incorporamos la nata y las yemas de huevo. Lo cocemos 1 minuto sin dejar de remover.

Lo retiramos del fuego, añadimos el queso rallado y seguimos removiendo hasta que el queso quede completamente integrado en la salsa.

Reservamos la salsa.

PASO 3

Ponemos la pasta en una cazuela de barro o en una fuente apta para el horno y añadimos la salsa de queso.

Nos interesa que la salsa no sea excesivamente espesa, si fuese así, añadiríamos un poco de leche para aligerarla y batimos bien.

Finalmente, ponemos una capa de queso rallado y un poco de orégano por encima de la pasta y lo gratinamos en el horno durante 4 minutos aproximadamente.

Notas



Al dente, es el termino italiano utilizado para referirse al punto de cocción ideal de la pasta; no debe quedar dura, pero tampoco excesivamente blanda. Una pasta bien cocida conserva su firmeza, de forma que podamos morderla ('al diente').

Lograr este punto de cocción no es difícil, pero se requiere algo de práctica; os recomiendo seguir los tiempos de cocción indicados por el fabricante en el paquete.

Cocer la pasta:

Coceremos la pasta en una cazuela alta sin tapadera, con 1 litro de agua por cada 100 g de pasta y un puñado de sal.

No es necesario añadir un chorrito de aceite al agua para evitar que se pegue. Será suficiente con remover la pasta con una cuchara de madera durante la cocción.

Añadiremos la pasta cuando el agua esté hirviendo, y la dejaremos cocer el tiempo indicado en el paquete.

Por último, la escurriremos y lista para servir. No hay que pasarla por agua fría, salvo si se va a utilizar en ensaladas o platos fríos.


También podría interesarte