El petitchef >> Salsas y fondos >> Tzatziki (salsa de yogur y pepino)

Tzatziki (salsa de yogur y pepino)

Tzatziki (salsa de yogur y pepino)

Tiempo de preparación: 5 minutos (más 1 hora para escurrir el pepino).

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 yogures griegos.
  • 1 pepino.
  • 1 diente de ajo.
  • Eneldo fresco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Si no encuentras el yogur griego, puedes preparar la salsa escurriendo un yogur corriente (ver abajo).

Ver foto de ingredientes

El tzatziki es una salsa griega con la que se acompañan tanto platos de carne como de pescado y marisco. Es una de las recetas más famosas del país, habitualmente se sirve en el centro de la mesa acompañando a los mezze (aperitivos). También podemos encontrarla en los puestos de comida callejera como un ingrediente más del popular gyros, un plato de carne asada con verduras que se sirve sobre un pan de pita.

Elaboración




PASO 1

Quitamos la piel al pepino con un pelador de verduras y raspamos el interior con una cuchara para retirar las semillas.

PASO 2

A continuación, rallamos el pepino.

PASO 3

Ponemos el pepino rallado en un colador de malla fina, lo salamos ligeramente y lo dejamos 1 hora para que pierda parte de su agua.

Nota: Este paso es fundamental para que la salsa no se agüe, así obtendremos una textura más cremosa y un sabor más intenso.

PASO 4

Machacamos un diente de ajo en el mortero con una pizca de sal, hasta dejarlo como un puré.

A continuación, incorporamos el pepino y lo seguimos machacando hasta formar una pasta homogénea.

PASO 5

Por último, añadimos el yogur, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de eneldo fresco picado finamente.

Lo batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

Rectificamos de sal y listo.

Nota: Si lo prefieres, añade la mezcla de pepino y ajo poco a poco, batiendo y probando hasta conseguir el sabor que más te guste.

Preparar la salsa con un yogur corriente

Preparar la salsa con un yogur corriente

El yogur ideal para elaborar esta salsa es el griego, de textura densa y cremosa.

Un truco para conseguir que un yogur natural corriente mejore su textura es escurrir el suero. Solo tenemos que ponerlo en un colador de malla fina y dejarlo 30 min como mínimo para escurrir el líquido.